Jordania 2014. Odisea en el espacio. Episodio II

publicado en: Bikepacking, Blog, Jordania, Ruta, Rutas, Uncategorized, Viajes | 0

Volvemos a la carga, hoy nos espera uno de los días duros. Estamos a -300m y tenemos que subir a Karak que está a unos 1000m y lo peor va a ser el calor y que la subida está concentrada en pocos kilómetros.

 

Iniciando el puerto
Iniciando el puerto

 

Empezamos animados hasta Al Mazra, aquí paramos en un chiringuito a comprar agua, que nos hará falta para lo que nos espera, llevamos 5,5l de agua entre los dos.  La subida comienza constante pero llevadera hasta que cruzamos un wadi con las adelfas en flor.

 

Nos acercamos a la parte potente.
Nos acercamos a la parte potente.
Uno de los barrancos que bajan del monte
Uno de los barrancos que bajan del monte

En este momento, la carretera empieza a ponerse muy pina, menos mal que tras una curva descubrimos un sombrajo con una pequeña cascadita de agua. Paramos un poco, que el calor empieza a apretar y hay que tomárselo con filosofía. Lo que viene después son unas cetas terribles. Los coches nos pitan y nos dan ánimos.

En pleno ajo, con las supercurvas.
En pleno ajo, con las supercurvas.

Después de este tramo volvemos a parar en una caseta, creo que era una parada de bus, a beber agua y a refugiarnos del sol. Un BMW para y tras una breve conversación se ofrece a llevarnos gratis. Evidentemente, rehusamos (no sabíamos lo que nos quedaba por delante). Continuamos por la subida sin tregua, tenemos que volver a parar en un sombrajo, el agua empieza a escasear, espero que aparezca algun chiringuito para poder comprar algo para beber y comer.

Familia Jordana
Familia Jordana

Por fin, se ven casas, pero está todo cerrado; estamos ya en una situación complicada. Decidimos pedir agua en alguna casa que tenga coche aparcado. Así lo hacemos y, para nuestra sorpresa, en un instante estamos sentados con una familia entera bebiendo pepsi y comiendo unas hojas de parra rellenas de arroz. WELCOME TO JORDAN!!! Esta es la hospitalidad que tanto habíamos oído hablar. Tras reponer fuerzas y agradecer a nuestros anfitriones todo lo que nos han dado, continuamos por la carretera que no deja de subir y subir y subir. Por fin vemos ya el castillo. Y el sitio donde nos vamos a alojar esta justo al lado Karak Castle Tower Hotel. Es cutre, pero en la tónica general del país si vas de tirado.

Castillo de Karak
Castillo de Karak
Lagarto
Lagarto
Todo el valle que hemos subido.
Todo el valle que hemos subido.
Piedra tallada.
Piedra tallada.

Para cenar, decidimos darnos un lujazo y cenamos en el restaurante de al lado del hotel. Estamos cansadicos así que pronto a la cama.

P.D: Los niños siguen sin tirarnos piedras!!

Dejar una opinión

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *